Feeds:
Entradas
Comentarios

DE FIEBRES Y HEROÍSMOS

CRÓNICA DE LA QUINTA JORNADA DEL CAMPEONATO DE CATALUÑA POR EQUIPOS (LIGA CATALANA)

 

La fiebre está  fuera acechando y en estos días consiguió hacer mella, con mayor o menor virulencia, en algunos de nuestros compañeros, comenzando por este cronista, en la víspera del preludio a los matchs de esta semana.

Volvíamos a ser locales. Con la baja de Jaume en el primer tablero, el primer equipo tenía que recibir al Martorell C, que vino con una alineación muy inferior en elo a la nuestra, cuatro de cuyos jugadores tenían de elo 1700, mientras que los dos primeros jugadores tampoco llegaban a 1800. Pero este equipo de Martorell tenía algo muy importante:  ganas de jugar al ajedrez y un gran espíritu batallador.

El encuentro empezó poniéndose cuesta arriba con la derrota de Antonio E. en el sexto tablero frente a Miguel. Manel D. y Jose encarrilaron bien sus partidas y las resolvieron con sendas victorias frente a Daniel y  Antonio, respectivamente. Ello ya nos ponía provisionalmente por delante en el marcador por 2 a 1. En el segundo tablero, Manel A. se encontró con un correoso jugador, Jose Manuel, que consiguió de forma muy meritoria y brillante, firmar unas tablas con nuestro compañero, superior en más de 200 puntos de elo al rival. Con 2’5 a 1’5, aún no estaba todo dicho, a falta de las partidas de Bruce, en primer tablero, y de Cecilio. Al cabo de un rato, Cecilio nos dio la alegría de aportarnos una bien trabajada victoria frente a Jordi, quien resistió todo lo que pudo y más. Con 3’5 a 1’5, el match ya estaba resuelto a nuestro favor, independientemente del resultado de la partida del primer tablero. Respecto a esa partida era más que elogiable, ¡Qué digo!, digna de escribirle un epinicio, a la bizarría y buen hacer de Pablo, el abanderado de la alineación del Martorell C, quien anduvo casi toda la partida con ventaja posicional frente a Bruce, tratándole de tú a tú, pese a los casi 250 puntos de diferencia de elo entre ambos, y que al final consiguió unas tablas heroicas, lo que dejaba el resultado final de match en 4 a 2 favorable a nuestro equipo. Continuamos manteniendo la imbatibilidad y nos situamos en puestos de ascenso, en la segunda plaza de nuestro grupo, con 4 puntos, medio punto por debajo del líder del grupo, el Castellbisbal, quien derrotó por 5 a 1 al que era el segundo clasificado, el Sant Esteve de Ses Rovires.

El equipo B recibía al Castelldefels C que vino con una alineación muy joven formada por jugadores juniors y cercana en elo a la nuestra. Los chicos venían muy motivados y con unas claras ganas de derrotarnos, lo que dio lugar a un buen nivel de juego de todos ellos, digno de ser mencionado. El match empezó poniéndose cuesta arriba con la derrota de Dani, quien comenzó la partida con desventaja de tiempo, en el cuarto tablero frente a Albert. Poco después vino una bien trabajada victoria de Peñarroya en el primer tablero frente a Pau. Volvíamos a tener un incierto 1 a 1 donde todo era posible a tenor de cómo se iban desarrollando las dos partidas que quedaban: la de Antonio G. y la de Jesús. Antonio G se enfrentaba a un jugador osado, dinámico y táctico, Álvaro, quien en más de una ocasión amagaba con descubiertas, y al que conseguía parar con jugadas sencillas y elásticas que le permitían recobrar la iniciativa. Este cronista luchó contra la gripe la noche anterior y  no tenía el día fino, y aún llevando un peón de ventaja, erró en el orden de movimientos de dama y alfil que la posición requería (la alteración en el orden de los factores en ajedrez sí acostumbra a alterar el resultado del producto) para devolver el peón de ventaja retomando otro en el ala de dama que hubiera dado mayoría suficiente para ganar el final, y se vio en un complejo final de dos peones contra pieza (la pieza la tenía el rival) del que no salió vivo porque el rival brillantemente y con pericia logró decidir a su favor.  Esto nos ponía el match en contra en un provisional 2 a 1. Faltaba por acabar la partida de Jesús, quien tenía pieza de menos frente a Zsigmond. Pintaban bastos en la partida, y se podían divisar los nubarrones de la derrota, lo que pondría fin a nuestra imbatibilidad en el torneo antes de jugar con el intocable Torreblanca, campeón de grupo.  Pero Jesús hizo de la necesidad virtud, y por su pieza de menos tenía un peón pasado y una columna abierta en el ala de rey, y con las jugadas y jaques precisos, lo cambió todo para desviar al rey del peón que promocionaba y poder coronar, lo que dio a nuestro compañero una victoria heroica y necesaria como agua de mayo para poder empatar el match. Jesús se convertía así, en el indiscutible protagonista de nuestro equipo en esta épica jornada, que acabamos manteniendo tanto la imbatibilidad como la segunda plaza de nuestro grupo.

Antonio García Lorente

EL TIC TAC  DEL MARCAPASOS.

131228.jovenes.ajedrez.juego.temporada.no.pilas.pensar

CRÓNICA DE LA CUARTA RONDA DEL CAMPEONATO DE CATALUÑA POR EQUIPOS (LIGA CATALANA)

Había Carnestolendas exhibido su picarona alegría sin rubor y con fulgores de jarana la noche anterior, muy cerca de la sede de nuestro club. Pero las noches de invierno en este rincón de la comarca donde habitamos, cuyo húmedo frío cala hasta los huesos, invitan a gozar del recogimiento al calor del hogar, dedicando el tiempo bien a disfrutar de la compañía de la familia, a dormir a pierna suelta, o a pergeñar los últimos preparativos ajedrecísticos, preludio  del encuentro fijado para el día siguiente.

Imperaba un cielo sereno pero sin sol, con tenues nieblas que humeaban sobre las copas de los pinos, cuando nuestro Primer Equipo bajaba de altura en dirección hacia Sant Boi de Llobregat, para jugar frente a su Equipo C.

Nuestra alineación (Jaume, Bruce, Manel A., Cecilio, Jose y Manel D.) volvía a ser superior en elo a la de nuestros rivales, pero nuevamente debían hablar seis microcosmos de 64 casillas y los 12 jugadores que debían darles vida.

Manel D. en una partida relativamente fácil, acabó con pieza mayor de más y logró rematar la faena frente a Joan. Empezaba el match con buen pie para nuestras huestes.

La partida de Cecilio pintaba bien, pero acabó viéndose con desventaja de calidad que se tradujo en un final desfavorable que perdió frente a Antoni.

Jose tenía un complicado final de pieza por dos peones, y debía jugar con tiento frente a Pedro Juan, pese a tener la pieza de ventaja, para que ningún peón del rival coronase, pero logró sorprenderle en unos rayos X, que sirvieron para marcar la diferencia en tan ajustado final.

El match estaba empatado a uno, y Manel A. estaba en una partida igualada de poder a poder frente a Ramon, en un final de alfiles de diferente color, la cual acabó en tablas.

Jaume llevaba casi una hora esperando cuando llegó su rival, el joven jugador Isaac,  quien apremiado por la desventaja temporal supo agudizar el ingenio y, “Juventud, divino tesoro”, emulando al rápido de Madrás, se impuso al correoso, sólido y paciente juego de Jaume.

Así, pues, con el marcador 2’5 a 2’5 otra vez se nos decidiría el match en la última partida, en esta ocasión en el segundo tablero, donde Bruce jugaba con la jugadora Sub-12 Joana, quien era la depositaria de las esperanzas de su equipo pese a su corta edad. Pese a un peón de más para nuestro jugador, el final fue de infarto, la avezada niña llegó a efectuar más de 20 movimientos en el borderline del incremento, una enorme presión para ella, y al final Bruce impuso su experiencia y su templanza, decidiendo el match a nuestro favor por 3’5 a 2’5.

Nuestro Equipo B descansó como consecuencia de haber retirado el Colònia Güell a su Equipo B de la competición, al cual nos hubiera tocado visitar.

Acabada la jornada, nuestro equipo sigue invicto y es tercero de grupo,  medio punto por debajo de los dos equipos situados en plazas de ascenso: el Castellbisbal y el Sant Esteve. Seguimos teniendo opciones.

Antonio García Lorente

Isabel ‘La Católica’ inspiró la figura de la dama como la pieza más potente

Fotograma del documental ‘La dama del ajedrez’. Dirigido por Agustí Mezquida.

Todo se ve claro en el documental La Dama del Ajedrez, de Agustí Mezquida, que se exhibe en la Cineteca de Madrid hasta el domingo. El ajedrez con las reglas actuales nació a finales del siglo XV en España, muy probablemente en Valencia. La diferencia con el que trajeron los musulmanes es la incorporación de la dama, que da un gran dinamismo al juego porque es la pieza más potente, en homenaje a Isabel La Católica.

El ajedrez arábigo o antiguo era una magnífica excusa para ligar en la Edad Media; más concretamente, para entrar en los aposentos de una mujer sin ser etiquetado de indecente. Tenía su lógica: el juego era mucho más lento que ahora, menos dinámico, porque la pieza que ocupaba el lugar de la dama, alferza, sólo podía ir a una casilla contigua en diagonal. Es decir, las partidas eran muy largas, y se iban mezclando con bailes, conversaciones y requiebros. En realidad, lo más frecuente no era jugar una partida entera, sino algo parecido a los diagramas con la leyenda “Blancas juegan y ganan” que se ven ahora en los periódicos: se partía de una posición determinada que obligaba a buscar una combinación brillante, casi siempre difícil de encontrar, lo que también generaba tiempo para el lisonjeo y el cortejo paciente.

Así se explica la curiosa trama de los 64 poemas (uno por cada casilla del tablero) Schachs d’Amor (ajedrez amoroso), publicados en 1475 por Cstellví, Fenollar y Vignoles, en los que ya se entrevé que algunos intelectuales valencianos están barruntando la introducción en el tablero de una potente figura femenina que dé mayor dinamismo al juego de reyes, exportado por los musulmanes a lo que hoy es España hacia el siglo IX. Al principio, como un pasatiempo exclusivo de los ricos, pero el tiempo lo hizo interclasista e interétnico, como se demuestra en el maravilloso Libro de Xadrez, dados e tablas, escrito por Alfonso X El Sabio en 1283, que se conserva en el monasterio de El Escorial. El rey de entonces subraya, en castellano antiguo, una idea vigente hoy: el ajedrez es una magnífica herramienta para la buena convivencia de musulmanes, judíos y cristianos.

Y ahora viene el ingrediente que convierte a esta historia real en una buena base de novela o película de ficción. El libro que muy probablemente demostraría el nacimiento del ajedrez moderno en Valencia ha desaparecido. Se trata de Llibre dels jochs partits dels schachs en nombre de 100, publicado por el segorbino Francesch Vicent en 1495. La profunda investigación del historiador valenciano José Antonio Garzón, quien ha dedicado más de media vida a ello, con importantes aportaciones de Ricardo Calvo (1943-2002) y de su viuda, Carmen Romeo, indican que ese libro es el primer tratado de ajedrez moderno. Se sabe que un ejemplar se perdió tras el asalto de las tropas napoleónicas a la abadía de Monstserrat, en 1811. El coleccionista estadounidense John White y el propio Garzón han buscado otros, sin éxito. Se ha convocado el Premio Internacional Von der Lasa, dotado con 18.000 euros, a quien encuentre alguno.

El ajedrez moderno nació en España, un gran imperio entonces, que lo exportó a gran parte de Europa y a América.

Como casi toda creación española, ésta incluye una polémica. El historiador Joaquín Pérez de Arriaga sostiene que la desaparición del libro de Vicent impide asegurar que el ajedrez moderno se inventara en Valencia, y por tanto debe considerarse a Salamanca como su lugar de nacimiento, basándose en el libro de Lucena, Repetición de amores y arte de ajedrez, impreso en 1497. Sin embargo, los expertos de Valencia consideran que esa obra es, básicamente, una traducción al castellano de la de Vicent, escrita en valenciano.

Sea como fuere, está muy claro que el ajedrez moderno nació en España, un gran imperio entonces, que lo exportó a gran parte de Europa y a América. Sin embargo, la inmensa mayoría de los españoles desconocen ese hecho, lo que seguramente no ocurriría si el país inventor fuera Francia, Alemania o el Reino Unido. No parece descabellado sugerir que el ajedrez –cuya imagen está ligada a la inteligencia– forme parte de la marca España, pero la probabilidad de lograrlo no es muy grande, a juzgar por lo que Agustí Mezquida, director del documental La Dama del Ajedrez, ha sufrido durante ocho años hasta estrenarlo el pasado miércoles en Madrid, horas después de que los partidos políticos acordasen por unanimidad impulsar el ajedrez como asignatura. “En TVE prefieren comprar documentales de la BBC al por mayor, porque son más baratos, que uno español como el mío. También lo ofrecí a la Semana Internacional de Cine (Seminci), de Valladolid, pero lo rechazaron. Luego comprobé que todas las películas aceptadas versaban sobre hechos posteriores a la Guerra Civil. Y me pregunto si los organizadores consideran que lo anterior a la Guerra Civil es prehistoria”, explicó Mezquida tras la proyección.

La incorporación de la dama como pieza muy poderosa –la reina Isabel también lo era– tuvo importantes consecuencias sociológicas. La nueva versión del ajedrez era un juego de guerra muy dinámico, que exigía mucha concentración; por tanto, ganar y ligar durante la partida ya eran difícilmente compatibles. Quizá esté ahí el inicio de la tremenda desigualdad de sexos actual en cuanto a calidad y número de practicantes –sólo hay una mujer entre los cien mejores del mundo–, porque los ambientes del ajedrez empezaron a ser muy masculinos.

Además, se decidió que cuando el peón llegaba a la última fila podía transformarse en dama; es decir, un hombre se transformaba en una mujer, algo inaceptable y sacrílego para el rígido catolicismo de la época. Pero la pasión que despertó el nuevo ajedrez era demasiado grande para ser frenada por esa idiotez; de modo que los italianos encontraron la solución: el pedone pasó a llamarse pedona, y asunto resuelto. Hoy, más de 500 años después, esa pasión sigue enardeciendo a muchos millones de personas en todo el mundo. Y España es el país que más torneos internacionales organiza, y el más vanguardista en las aplicaciones pedagógicas y sociales del ajedrez, aunque sus ciudadanos lo desconozcan.

Fuente: Diario “El Pais”

El Congreso aprueba la implantación del ajedrez como asignatura en los colegios 

Formará parte del horario lectivo y no será una actividad extraescolar más, como ya ocurre en más de mil colegios españoles

El Congreso aprueba la implantación del ajedrez como asignatura en los colegios

eduardo de san bernardo

El Congreso aprueba este miércoles por unanimidad de todos los grupos políticos (está previsto que la votación se efectúe sobre las nueve de la noche) una proposición no de ley para la “implantación y fomento de la práctica del ajedrez en escuelas y espacios públicos y su promocion como deporte”. El texto, defendido por el diputado socialista Pablo Martín Peré, insta al Gobierno a implantar el programa ‘Ajedrez en la Escuela’ en el sistema educativo español, de forma que este juego milenario acabe convirtiéndose en asignatura, “en colaboración con las Comunidades Autónomas” y “desde el respeto a la autonomía de los centros educativos”.

Falta que ahora se desarrolle la ley, pero el ajedrez formará parte del horario lectivo y no una asignatura extraescolar más, algo que en la actualidad ya ocurre en más de mil colegios en toda España, donde los niños tienen la opción de aprender a jugar.

La iniciativa política no será la última relacionada con el ajedrez, ya que muy pronto el PSOE presentará otra para promocionar este juego en espacios socio-sanitarios como centros de salud, de la tercera edad, penitenciarios, etcétera. El texto que será aprobado esta noche incluye la recomendación de promocionar el ajedrez “como deporte, fomentando su práctica a través de la necesaria colaboración entre el sector público y privado”.

Dentro del mundo del ajedrez, la noticia era esperada con gran expectación. Muy cerca de la sala del Congreso en la que se discutía la proposición, en la que apenas hubo puntos de conflicto, estuban presentes el presidente de la Federación Española de Ajedrez, Javier Ochoa, y de la Unión Europea de Ajedrez (ECU, por sus siglas en inglés), Silvio Danailov, quienes mostraron su satisfacción por la aprobación de la propuesta.

Ochoa explicó a ABC que no habrá ningún problema para que se haga efectiva la medida, ya que ha puesto en marcha un programa de formación para que los profesores reciban unos cursos básicos de aprendizaje que los capacita en muy poco tiempo para impartir las clases a los niños, aunque los primeros no tengan conocimientos previos.


HASTA CASI EL ÚLTIMO MINUTO.

CRÓNICA DE LA TERCERA RONDA DEL CAMPEONATO DE CATALUÑA POR EQUIPOS (LIGA CATALANA)

Volvíamos a ser locales, en uno de esos días soleados que hemos tenido con posterioridad al día de nieve en nuestro pueblo.

El primer equipo recibía al Sant Esteve de Sesrovires. En cuanto a la comparación de elo de las respectivas alineaciones, había casi igualdad en el primer tablero: un solo punto de diferencia había entre Jaume y su rival. Bruce, en segundo tablero, tenía que jugar con un rival ligeramente superior, mientras que en los otros cuatro tableros nuestra alineación era superior en elo a la del rival. Quien quisiera podía escuchar los cantos de sirena de la victoria, pero en el momento que los relojes se ponen en marcha, los oídos deben estar sordos para estar en cuerpo y alma en el reducido mundo de las 64 casillas.

Acabadas las cuatro primeras partidas, volvíamos a tener la experiencia de un incierto 2 a 2, con victorias de Manel A. sobre un jugador junior ambicioso y táctico al que nuestro compañero ha sabido mantener a raya hasta vencer, y Cecilio, quien ha dado cuenta,  con facilidad y autoridad, de un jugador que abrió prematuramente de forma suicida su ala de rey contra la defensa escandinava. Por el otro lado, Bruce perdió en segundo tablero en una partida de las llamadas de líneas de juego hipermoderno, no quedando muy contento con su juego, porque afirmaba que podía haber evitado una red de mate en la que se vio envuelto, y Manel D. perdió en el sexto tablero con un jugador junior con el que este cronista ya había jugado hace dos años en otra lid. Manel D. echó la caña al agua con una de sus defensas preferidas, pero en esta ocasión los peces fueron desdeñosos y esquivos del cebo ofrecido, y al final acabó cediendo.

Quedaban Jose y Jaume Call. Jose tuvo la suerte de que su rival no vio una jugada fuerte en el final que hubiera podido decantar la partida a su favor, lo que le permitió pactar unas tablas que ponían un 2’5 a 2’5 en el marcador y trasladaban la responsabilidad de decidir el resultado del match a la partida de “sus eminencias” los dos miles que jugaban en el primer tablero. En una posición igualada solidísima e inexpugnable, Jaume sacrifica un peón en el flanco de rey para conseguir mayoría de peones en el flanco de dama, pero la jugada no le sale a corto plazo y se ve con dos peones menos, dos peones negros fuertes en el centro que amenazaban promocionar y decidir el resultado de la partida y el match a favor del Sant Esteve.  El final de partida era casi de infarto. Jaume jugó con gran pericia y precisión a parar a los dos peones que se le venían encima con rey y caballo y con un alfil profiláctico que a la vez apoyaba el ataque y la defensa y a presionar con coronar el peón de torre dama, lo que obligaba al rival también a defenderse.  Tras un intento fallido por parte del rival de eliminar con el alfil el caballo defensor de Jaume, éste lo apartó hacia un lugar seguro en el que servía de muralla contra uno de los peones que venían y se mantenía vivo,  luego el rival hizo un movimiento de rey, que no era la jugada más fuerte, y Jaume avanzó el suyo para impedir que el rey del rival protegiese los peones, ganándole la oposición. El peón de torre dama que amenazaba coronar murió igual que el peón de torre rey del rival, y nada podía impedir la caída de los dos peones centrales sin que lograsen su objetivo, y que quedasen vivos sobre el tablero caballo, alfil y un peón por bando, se llegó a una posición que nadie podía ganar, con un rival al que le quedaba un minuto y medio para que le cayera la bandera, mientras que a Jaume le quedaban cinco minutos. Jaume, en un alarde de nobleza y deportividad, sin buscar ganar por tiempo lo que no podía ganarse en el tablero si ambos jugaban con precisión,  ofreció tablas, que el rival aceptó, así pues, otro nuevo empate a 3 para nuestras huestes, casi en el último minuto.

El equipo B jugaba con el Gavà C con una alineación superior en elo a la del rival en los tres primeros tableros e igual en el cuarto. Antonio E. en el cuarto tablero tenía una partida favorable con pieza y peón de más, frente al jugador Joaquim, pero hubo que cambiar el reloj porque éste se apagó, y esta incidencia le afectó a su concentración y permitió que el peón de dama del rival coronara con jaque mate. El match comenzaba cuesta arriba con 1 a 0 a favor del equipo rival.

Jesús, en el segundo tablero, consiguió ,con gran pundonor, remontar y resolver a su favor una partida que se veía cuesta arriba con dos peones menos, frente al jugador junior Eric, lo que ponía el marcador del match en empate a 1, a falta de dos partidas.

Antonio G. en el tercer tablero, tenía ventaja posicional frente al jugador junior Ferran, y una partida cómoda, cuyo único incidente a solventar fue una amenaza de mate en dos de su rival a lo que recurrió interponiendo un alfil que amenazaba a la reina, cubriendo así la casilla que abría el camino del mate, pieza que debía sacar de la diagonal si no quería perderla, lo que permitió que Antonio G. volviese a tomar la iniciativa y abriese el enroque del rival con una cadena de cambios teórica, y un amago táctico de ganancia de calidad que el rival supo ver y evitar. Con el control de dos columnas clave, consiguió poner las torres en séptima con claro peligro. El rival supo parar el primer golpe, pero luego en un lapsus mental, se dejó un alfil, lo que permitió a Antonio G dar un jaque y luego una descubierta con la que se llevaba una torre limpia, ante lo que el rival claudicó.  El resultado provisional se decantaba por 2 a 1 a favor del equipo filial.

Quedaba José Peñarroya jugando con Pedro en el primer tablero. Teníamos Giocco Piano y a Peñarroya con ventaja posicional, quien al final, tras una dura resistencia del rival, consiguió decantar la partida a su favor. Resultado final del match, 3 a 1 favorable a nuestros jugadores.

El balance de la jornada ha sido muy positivo, con los dos equipos invictos en la competición en sus respectivas categorías y con todas las opciones todavía abiertas.

Antonio García Lorente

6778_el_ajedrez

SI TE CUENTAN QUE PUDO SER PEOR…

CRÓNICA DE LA SEGUNDA RONDA DEL CAMPEONATO DE CATALUÑA POR EQUIPOS (LIGA CATALANA)

Era una fría jornada de sol, un día risueño de esos que animan, el de nuestro primer desplazamiento como equipo visitante. El Equipo B descansaba como consecuencia de tener un Vacante en el grupo, mientras que el Equipo A había de visitar, dentro de los límites de la comarca,  Castellbisbal para jugar con el primer equipo de su club.

Pese a que nuestro equipo tuvo menos ausencias que en la jornada anterior, pudimos contar con Jaume y Bruce al frente del equipo, nuestro rival presentaba una alineación superior en elo a la nuestra (Jaume, Bruce, Manel A., Cecilio, Jose y Peñarroya)  en los tres primeros tableros e inferior en los tres últimos tableros.  El pronóstico del resultado del match desde la lógica numérica sería empate, todo y que no tiene porque producirse de ese mismo modo sobre el tablero.

Acabadas cuatro partidas el resultado arrojaba un claro 3 a 1 a nuestro favor y la certeza de no perder el match, ya era un hecho positivo. Habían ganado Jose y Peñarroya a dos jugadores de 1700, que les habían dado algunas facilidades que no desaprovecharon. A Jose, el rival se le dejó un caballo y a Peñarroya en el final el suyo se dejó la dama, mientras que Manel A. lograba una importantísima victoria frente a un brillante jugador junior de elo 2117, toda una promesa del ajedrez catalán.

Por otro lado, Jaume perdió, tras oponer una férrea resistencia , con un rival superior, mientras Cecilio perdió también sorprendentemente, al no rematar una partida que pintaba favorablemente para nuestro jugador. Por otro lado, Bruce, aguantó como un jabato frente a otro rival bastante superior, logrando llegar a un final de torre y peones contra torre y peones que se decantó del lado del rival, consiguiendo así el Castellbisbal salvar el match con un empate.

Tratar de dilucidar si la jornada podía haber sido mejor o peor, sería entrar en discusiones bizantinas que no llevan a buen puerto, porque no ayudan en nada a estimular la moral de las tropas. Hemos de sacar como conclusión positiva que seguimos invictos y con todas las opciones abiertas. Confiamos en seguir apretando el acelerador en los encuentros sucesivos.

Antonio García Lorente

CRÓNICA DE LA PRIMERA RONDA DEL CAMPEONATO DE CATALUÑA POR EQUIPOS (LIGA CATALANA) 2015.

por Antonio García Lorente

El pasado domingo 25 de enero  comenzó la  andadura de nuestro club por el Campeonato de Cataluña por equipos, con la novedad de jugar nuestro primer equipo en una categoría inferior a la del año pasado: Segunda Provincial.

Pese a tener destacadas ausencias en nuestras filas en la primera ronda del primer equipo frente al Molí Nou B de Sant Boi, nuestra alineación con Manel A., Cecilio, Jose, Manel D., Peñarroya y Jesús era ligeramente superior en elo a la del rival. Pero pese a ello, el match no resultó nada fácil: acabadas las cuatro primeras partidas, el marcador provisional arrojaba un incierto 2 a 2. Finalizada la quinta partida, la balanza se decantaba de nuestro lado por 3-2, ya sabíamos que no podíamos perder, como peor resultado podía acabarse en empate en caso de perder la última partida. La responsabilidad del resultado se concentró en la partida del sexto tablero, donde estaba Jesús, quien como si estuviera ajeno a la situación del encuentro, resolvió su partida con una clara victoria, lo que dejó el marcador definitivo en 4 a 2 a nuestro favor. Ganaron Manel A., Jose, Manel D. y Jesús. Perdieron Cecilio y Peñarroya.

Así comienza una racha positiva que deseamos  se vaya confirmando a lo largo del campeonato, dejando abiertas todas las opciones para lograr, si es posible, el ascenso de categoría.

El Equipo B jugó con el Gran Penya C de Vilanova, presentando el rival una alineación ligeramente superior en elo a la nuestra: Antonio G., Dani, Antonio E. y Jordi. El transcurso del match también manifestó su dosis de suspense: finalizadas las dos primeras partidas, el resultado provisional era de otro incierto 1 a 1. Antonio E. en el tercer tablero venció con una cierta comodidad al jugador infantil Abel, mientras que Dani con una partida cuesta arriba desde el juego medio acabó cediendo ante el jugador junior del equipo rival: Jan.  En el cuarto tablero, Jordi, con una partida que en algunos momentos podía parecer favorable a su rival, la jugadora junior Alba, logró decantar a su favor en un ventajoso y trabajado final, lo que ponía el marcador en un provisional 2 a 1 a nuestro favor. Quedaba por acabar mi partida en el primer tablero con el jugador junior Guillem, de elo ligeramente superior al mío, quedando trasladada la responsabilidad del resultado final a mi partida, que no había sido para nada incómoda ni en la fase de apertura ni durante el juego medio, en el cual mantenía la iniciativa y la ventaja. En un ataque combinado en centro y ala de rey logré abrir el enroque y conseguir dos peones de ventaja, con la que decanté el final de la partida a mi favor,  la cual podía haber resuelto incluso antes. Así, pues, resultado final 3 a 1.

Así, pues, ha comenzado el campeonato para nuestras huestes con buen pie con la victoria de nuestros dos equipos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.